Carácter Propio.

  • Introducción

Desde sus orígenes, y a lo largo de más de 200 años, las Religiosas del Sagrado Corazón participan en la misión de la Iglesia por el servicio de la Educación.

Magdalena Sofía funda el primer colegio del Sagrado Corazón en Amiens (Francia), en 1801. A su muerte existían 158 colegios extendidos por todo el mundo. En España se abre el primer colegio en 1846. Fiel al Espíritu, profundamente interior, atenta a las necesidades de su tiempo y con un corazón abierto a las del mundo, supo intuir y dar respuesta a los problemas que iban surgiendo y dotó a sus Colegios de una visión universal y generosa. Su obra educadora, traspasando las fronteras de Francia, que se extendieron rápidamente por los cinco continentes.

A lo largo de su historia, las Religiosas han ido ampliando, enriqueciendo y actualizando un estilo educador que permanece vivo hasta el día de hoy.

Su obra educadora, nacida en Francia en favor de las niñas y las jóvenes de comienzos del siglo XIX, sigue siendo hoy una necesidad y un reto en todo el mundo. La educación integral, la búsqueda de la propia identidad, la apertura al Dios de Jesús, son un camino de crecimiento humano y de formación de la persona.

1. Misión

Los Colegios del Sagrado Corazón fundamentamos nuestra acción educativa en la concepción cristiana de la persona y del mundo; y participamos así de la misión evangelizadora de la Iglesia.

El Evangelio es el horizonte de referencia de todas nuestras opciones educativas:

• Despertar, cuidar y alimentar en cada alumno una relación personal, íntima y positiva con Dios, que le acompañe a lo largo de toda su vida.

• Proporcionar a los alumnos una formación integral, que les permita forjarse un criterio propio respecto al desarrollo del mundo y les dote de recursos para ser en el futuro personas competentes, capaces de protagonizar los cambios que hagan un mundo cada vez más justo.

Siguiendo las intuiciones de Magdalena Sofía Barat, los colegios del Sagrado Corazón tenemos los siguientes objetivos:

  1. Educar en una fe personal y activa en el Dios revelado en Jesucristo.
  2. Ofrecer una formación humana encaminada a que los alumnos y alumnas puedan llegar a ser agentes de su propio crecimiento en un clima de responsabilidad y libertad.
  3. Educar para un compromiso social a favor de la Justicia, la Paz y la Integridad de la Creación.
  4. Construir una comunidad viva en la que todos buscan el bien de los demás.

2. Visión defuturo

A nuestros colegios les toca vivir en el siglo XXI, lo que implica conocer esta realidad, teniendo al mismo tiempo una visión de futuro, para poder dar aquellas respuestas que posibiliten la opción por una educación transformadora:

FORMACIÓN EN LA FE

Queremos:

  • Que los jóvenes, que buscan el sentido de sus vidas y tienen sed de Dios, aun sin saberlo, puedan experimentar el Amor de Dios encarnado en Jesús.

“Necesitamos estar con todos ellos en su búsqueda de Dios, de sentido y del valor de la vida” (Capítulo General. Perú 2008).

  • Educar en un diálogo profundo y coherente entre fe, cultura y vida.

FORMACIÓN A NIVEL PERSONAL

Queremos:

  • Que cada persona descubra su mundo interior donde habita lo más auténtico de ella misma. Priorizamos la educación del corazón, lugar de los afectos, las emociones, la expresividad, la creatividad y fomentamos experiencias significativas de interioridad.
  • Lograr un nivel de exigencia personal y grupal en el que cada alumno pueda rendir según sus posibilidades, evitando las comparaciones y la competitividad. El esfuerzo en el estudio es una oportunidad de crecimiento y maduración.
  • Mirar hacia el futuro fomentando la corresponsabilidad, el trabajo en equipo, la reciprocidad y la gratuidad, en contraste con nuestra sociedad tan fuertemente competitiva.
  • Educar para el ocio y empleo del tiempo libre, la práctica del deporte, y la capacidad de disfrutar con las expresiones artísticas.

FORMACIÓN A NIVEL SOCIAL

Queremos:

  • Que nuestros alumnos se preocupen por la creación, regalo de Dios para la vida de todos; admiren y disfruten el derroche de belleza de la naturaleza; se hagan responsables de los recursos del planeta, empezando por las cosas más sencillas y cercanas, teniendo una sensibilidad solidaria hacia las generaciones futuras.
  • Educar personas autónomas con capacidad crítica, sensibles ante los grandes problemas del mundo, abiertas a la esperanza y comprometidas con la realidad.
  • Apostar por la vida humana, amenazada en tantos lugares, educando en el respeto incondicional a la vida y a la dignidad de las personas en todas las circunstancias.
  • Crear en nuestros colegios espacios donde el diálogo sea entendido y utilizado para acercar posturas, expresar ideas diversas y resolver conflictos de forma pacífica. En este sentido queremos educar personas de compasión, constructoras de paz y justicia.
  • Educar en los valores de la solidaridad, la honradez, la verdad y el servicio, en un mundo injusto y desigual. “Tenemos la certeza de que educar es, en sí mismo, un acto de justicia” (Capítulo General. Perú 2008).
  • Asumir y valorar la cultura propia. Para ello descubrir sus rasgos, respetarlos y favorecerlos.
  • Que nuestros alumnos tomen conciencia de la realidad de la inmigración y de las diferencias en nuestro entorno; conozcan, respeten y valoren las otras culturas como riqueza y rechacen cualquier tipo de racismo, discriminación o exclusión.

FORMACIÓN A NIVEL ACADÉMICO

Queremos:

  • Apostar por la coeducación. Conscientes de los problemas de género de nuestra sociedad, ofrecemos un espacio donde se valoren las diferencias y la reciprocidad. Educando así podremos llegar a una sociedad con total igualdad de oportunidades.
  • Que nuestros colegios estén abiertos a todos y prioricen la atención a los alumnos más débiles o con necesidades educativas especiales.
  • Ofrecer una educación de calidad, abierta a la innovación, a la renovación metodológica y al desarrollo de proyectos pedagógicos que potencien nuestra línea educativa y nos sirvan de motor de cambio.
  • Que nuestros alumnos adquieran criterios éticos y responsables al utilizar las nuevas tecnologías, que les ofrecen cada vez más posibilidades de información, comunicación y relación.
  • Potenciar el aprendizaje de idiomas, que facilitan el intercambio y la comunicación.

MODELO DE ORGANIZACIÓN

Queremos:

  • Que nuestros colegios consigan los recursos necesarios para ser económicamente sostenibles, de manera que se garantice su permanencia.
  • Que las familias conozcan y acepten nuestro Carácter Propio y nuestro Proyecto Educativo Anual, que participen activamente en el colegio y se corresponsabilicen de las necesidades del mismo.
  • Que toda la comunidad educativa, docente y no docente, se implique en esta misión compartida, que permite llevar a cabo acciones eficaces, gracias a la colaboración de todos.
  • Potenciar la RED de Colegios del Sagrado Corazón, como garantía de permanencia del estilo educador y del carisma de la Institución.

3. Nuestro estiloeducador

AMBIENTE DE FAMILIA

Una de las grandes intuiciones educadoras de Santa Magdalena Sofía era: “una persona da lo mejor de sí misma si es feliz”. Para lograrlo se crea en los colegios un ambiente cordial, en el que cada persona se sienta única, querida y respetada, viviendo en amistad y confianza mutua.

En los colegios del Sagrado Corazón están claras las normas de convivencia, comprendidas y aceptadas por todos, y ayudan a los alumnos a crecer en un ambiente de serenidad, libertad y alegría.

Este ambiente de familia se vive en cada colegio del Sagrado Corazón y es uno de sus sellos de identidad más significativos.

APERTURA

Nuestros colegios están abiertos a todas las personas y a todas las culturas sin discriminación alguna. Un estilo de vida sencillo y sobrio facilita esta apertura.
Para que esto sea posible nos acogemos a la financiación pública, de acuerdo con las leyes vigentes, a fin de garantizar una educación para todos.

Nuestros colegios son lugares de acogida y encuentro para la Comunidad educativa. En ellos se potencian actividades más allá del horario escolar: la atención a los antiguos alumnos, las ocasiones de encuentro entre todos, los espacios para celebrar juntos lo mucho que nos une.

VALORACIÓN DE LA PERSONA EN SU TOTALIDAD

Ofrecemos a los alumnos oportunidades para desarrollar armoniosamente todo su ser: cuerpo, inteligencia, expresión, libertad creativa, afectividad e interioridad.

La persona crece en relación con los demás, en un clima de libertad y responsabilidad.

ANUNCIO EXPLÍCITO DEL AMOR DE DIOS, MANIFESTADO EN JESUCRISTO

Magdalena Sofía dijo que por una sola alumna que descubriera que Dios la quiere, le hubiera merecido la pena fundar los colegios del Sagrado Corazón.

Deseamos que los alumnos hagan un descubrimiento positivo de la educación de la fe. Buscamos favorecer una experiencia personal y comunitaria de la presencia y del amor fiel de Dios en las vidas de todos.

Creemos en un Dios, Misterio acogedor, que acompaña cordialmente nuestros gozos y sufrimientos personales, que respeta nuestra libertad, hasta el punto de necesitar nuestra ayuda para hacer un mundo más justo.

Nuestro encuentro personal con Dios es posible gracias a Jesús de Nazaret. Por eso proporcionamos un conocimiento profundo de Jesús, Buena Noticia para todos. Estamos profundamente convencidos de que el Evangelio nos humaniza y da sentido a nuestra vida, responde a las preguntas fundamentales que afloran en nuestro interior y nos envía a construir un mundo mejor.

María, madre de Jesús, nos ayuda en este proceso de iniciación y crecimiento en la fe.

Consideramos esencial enseñar a orar: abrir con sencillez nuestro corazón a Dios. Para ello es importante ofrecer a los alumnos con frecuencia, experiencias que lo faciliten: la Palabra, el símbolo, la belleza, el silencio, el encuentro, la danza…

Queremos ayudarles a vivir la experiencia de la Eucaristía, en la que se celebra y agradece la Vida y nos compromete con los más desfavorecidos.

Las celebraciones de los tiempos litúrgicos y las “Fiestas de Familia” nos hacen entrar en una consciencia más viva del camino que hacemos con otros en la fe.

Cuidamos con especial interés que las clases de religión tengan calidad y sean coherentes con estas convicciones. Dios se comunica a las personas también a través de otras religiones, por eso las damos a conocer con el respeto que merecen.

4. Comunidad educativa

Los colegios del Sagrado Corazón son comunidades educativas que se construyen entre todos y se enriquecen con el trabajo en equipo, compartiendo lo que somos y lo que sabemos, nuestras competencias y habilidades, nuestras diferentes miradas sobre las cosas y el mundo. Todos debemos ser conscientes de que tenemos una misión compartida.

RED DE COLEGIOS 

Como Red de Colegios del Sagrado Corazón en España nos sentimos responsables de mantener y actualizar los principios de este Carácter Propio. Los tiempos cambian y la realidad nos exige nuevas respuestas. La unión de nuestros centros se convierte en una garantía de futuro. Su riqueza y diversidad, el intercambio y la colaboración entre ellos, aseguran la continuidad de nuestro estilo educador.

EQUIPO RED

Aunque la responsabilidad última es de la Congregación del Sagrado Corazón, ésta delega en el Equipo Red el ejercicio de laTitularidad.
Ejerce su última responsabilidad ante la Congregación del Sagrado Corazón y los poderes públicos. Ofrece y garantiza la vivencia del Carácter Propio y estimula la cohesión entre los distintos colegios. Promueve la formación continua de todo el personal educativo con una visión de futuro.

Delega responsabilidades a los distintos estamentos del colegio. Asesora y respalda la labor de la Dirección de cada colegio.

EQUIPOS DIRECTIVOS

Los equipos directivos de los Colegios constituyen una pieza clave en el funcionamiento de cada Centro pues desarrollan en la práctica el Carácter Propio y el Proyecto Educativo Anual. Asumen como propia la misión y la visión de la Congregación. Ejercen su liderazgo en participación y corresponsabilidad, de acuerdo con los valores de la Institución.

PROFESORES

Los profesores de nuestros centros viven y transmiten el espíritu que anima nuestro estilo educador. Concretan en el día a día, en su relación con los alumnos y con el resto de la Comunidad Educativa, la misión y los valores expresados en este Carácter Propio.

Testimonian los valores del Evangelio y tienen sensibilidad ante los desfavorecidos de este mundo.

Son competentes en las asignaturas que enseñan y saben aprovechar las oportunidades que éstas les brindan para transmitir valores humanos y sentidocrítico.
Son conscientes de la importancia de su aportación para la buena marcha del Proyecto Educativo Anual. Son los primeros responsables de la calidad de los procesos pedagógicos y de su formación permanente. Son corresponsables de la acción educativa e intervienen en la gestión del Centro a través de su participación en el Claustro y en otros órganos personales y colegiados.

TUTOR/A

El papel del tutor en los Colegios del Sagrado Corazón es fundamental.
Es presencia cercana y acogedora para el alumno. Conoce y se hace cargo de sus circunstancias y modo de ser y le acompaña en su crecimiento integral. Coordina la labor educativa del grupo de profesores que tienen relación con sus alumnos. Constituye el principal vínculo entre el colegio y la familia.

ALUMNOS

Son el centro y la razón de ser de nuestros colegios, los principales protagonistas de su propio crecimiento. Participan en la marcha del Colegio y asumen responsabilidades proporcionadas a su edad. Toda la comunidad educativa tiene la función de ayudarles a crecer y desarrollarse como personas.

PERSONAL NO DOCENTE

Constituyen una parte importante dentro de la comunidad educativa. Desde las tareas concretas que realizan, participan activamente de la misión educadora. Cada uno aporta su iniciativa, competencia y responsabilidad. Conocen y comparten el Carácter Propio y el Proyecto Educativo Anual del Colegio. Se mantienen en estrecha relación con los tutores y profesores. Su trato amable, su palabra atenta y su testimonio de vida son instrumentos de su pedagogía que los alumnos perciben y aprecian.

FAMILIAS

La familia es la principal responsable de la educación de sus hijos, y confía al colegio una parte importante de esta tarea. La elección del Colegio implica una aceptación expresa del Carácter Propio del centro, que se compromete a apoyar y respetar. Es necesaria una relación cercana con la familia, que ayude a un mayor conocimiento de cada alumna y alumno en sus distintas dimensiones y en los ambientes en que se desenvuelven.

Participa responsablemente de la vida del colegio a través de la Asociación de Madres y Padres y de las instancias de organización, formación y orientación que el colegio ofrezca.

Información de contacto:

Colegio Sagrado Corazón Chamartín
c/ Sta. Magdalena Sofía 12
28036 Madrid

Tel. 91.302.35.40

Email: [email protected]